25.11.2021   |   Richibucto   |   Canadá

WEINMANN marca el camino hacia la prefabricación avanzada

El proveedor de estructuras prefabricadas canadiense Atlas Structural Systems apuesta por las avanzadas instalaciones de mecanizado de madera de WEINMANN.

"Invertir en las modernas máquinas de mecanizado de madera de WEINMANN era el paso lógico para nosotros".

Marc Richard, director general de Atlas Structural Systems

Un artículo de la revista australiana Built Offsite publicado en su edición en línea. Obtenga más información haciendo clic aquí

Atlas Structural Systems fue fundada en 1987. Por aquel entonces, fabricaba armazones de techo para los talleres de la zona en sencillo un granero. La empresa fue creciendo gradualmente hasta que, a principios de la década de los 2000, se trasladó a su ubicación actual en Richibucto, en la provincia canadiense de Nuevo Brunswick. Allí comenzó la transformación de la empresa hacia la prefabricación. En 2010 entró en la empresa Marc Richard, el actual director ejecutivo de Atlas, quien nos comenta: "Todavía no habíamos constatado la demanda de elementos prefabricados en nuestro mercado, de modo que nos dirigimos a otros mercados en los que estos elementos ya eran muy comunes, como Quebec, con el objetivo de entender su potencial. Nuestro equipo se encargó de desarrollar los estándares y los procesos para la construcción y la fabricación con la idea de introducir estos elementos prefabricados en nuestro mercado". "Nos construimos unas sencillas mesas hidráulicas para fabricar los paneles de pared. La línea de producción constaba de una estación de componentes, una estación de armazones y una estación de encofrados. Construíamos las bases de suelo sobre una estructura colocada en el suelo. Se trataba de paredes sencillas de madera con un encofrado y revestidas de láminas aislantes, mientras que las bases de suelo estaban formadas por vigas, tableros de borde y encofrado". Los elementos de pared y suelo construidos con piezas prefabricadas ofrecían importantes beneficios para los clientes y fueron un punto de inflexión para el crecimiento de un negocio emergente como el de la construcción prefabricada. "Las empresas de construcción de nuestro mercado estaban acostumbradas a construir con bastidores tradicionales. Por eso lo tuvimos tan difícil para llegar a ser competitivos en los primeros años. Nuestro objetivo eran las viviendas unifamiliares. Queríamos empezar a pequeña escala e ir aprendiendo mediante ensayo y error. Poco a poco fuimos adquiriendo cada vez más experiencia y fuimos adaptándonos al mercado".

Éxito gracias a la experiencia práctica

"Al principio, solo éramos un pequeño equipo y nos encargábamos de todo el proceso entre nosotros, ya fuera de la gestión de las ventas, la construcción o la producción. En aquel entonces, todos acudíamos a la obra del proyecto para ayudar al cliente con la instalación de los paneles. Esta experiencia nos ayudó enormemente a comprender cuáles eran las áreas problemáticas de los clientes y las posibilidades de mejora del producto", afirma Richard. Durante los siguientes años, la aceptación de los productos prefabricados en el mercado fue aumentando. El negocio despegó finalmente en la construcción de edificios de varias plantas y bloques multifamiliares, un segmento muy reñido y competitivo. Consiguieron fabricar elementos más grandes y más largos, de modo que la producción se volvió cada vez más eficiente y el ahorro de costes para la cartera de clientes también se hizo más evidente. "Fue todo gracias al ahorro de tiempo. En un edificio de cuatro pisos con varias viviendas, la obra gruesa dura unos tres meses. Si se usan elementos prefabricados, se puede acortar a menos de un mes. Así que informábamos a nuestros clientes de ventajas como la mejora del rendimiento económico, por ejemplo, o el hecho de que el edificio podía pasar mucho antes a la fase de acabado de los interiores, de modo que las rentas empezarían a percibirse antes. La calidad de la prefabricación y la reducción de los residuos también fueron argumentos importantes, aunque la ventaja más importante fue la rapidez". 

Inversión en las avanzadas máquinas de WEINMANN

La creciente aceptación en el mercado de los elementos prefabricados no pasó desapercibida. La empresa fue vendida en 2013 al gran conglomerado empresarial canadiense J. D. Irving, fundado en 1882 y muy diversificado. "Para mí fue muy positivo, ya que nos integramos en un grupo más grande que disponía del capital necesario para acelerar nuestro crecimiento", dice Richard. La demanda de elementos de paredes y suelos siguió creciendo exponencialmente, y las máquinas de prefabricación que habían usado hasta ese momento se volvieron incapaces de satisfacer los pedidos. En 2019 tomaron la decisión de invertir en una moderna línea de producción de WEINMANN para la prefabricación, a fin de hacer frente al aumento de la demanda. La instalación se equipó en la planta de Moncton, también en la provincia de Nuevo Brunswick. La línea de producción de WEINMANN incluye máquinas de mecanizado de madera, utilizadas principalmente para la creación de armazones y el mecanizado de elementos; una línea completa de fabricación de elementos de pared con estaciones de armazones, mesas de montaje y de trabajo, dispositivos de manipulación y un puente multifunción; y una línea de fabricación de techos y tejados con una estación de armazones automática, un sistema de manipulación de vacío y otro puente multifunción. "Partiendo de nuestra sede en Moncton, ampliamos nuestro mercado hacia el Oeste, al resto de provincias de Canadá".

La segunda fase para la modernización de la prefabricación ya va viento en popa y tiene como objetivo equipar los elementos de pared con aislamientos y ventanas. "Hemos visitado empresas en Alemania y Canadá donde trabajan con este sistema, y eso es lo que queremos conseguir. Es parte de nuestro plan para los próximos años. Sin embargo, desde la crisis del coronavirus, nos hemos centrado en seguir el ritmo de la demanda, que no para de crecer". En cuanto a los motivos para invertir en las máquinas de WEINMANN, Richard afirma: "Habíamos llegado a un punto decisivo en el negocio y nos interesamos en elementos prefabricados de otros mercados para los que teníamos instalaciones de armaduras de techo. Decidimos construir una instalación de gran envergadura para abastecer a las demás plantas. De esta forma, ahora ofrecemos el paquete completo de techo, pared y suelo. Es una forma magnífica de asentarnos en el mercado". "Invertir en las modernas máquinas de mecanizado de madera de WEINMANN era el paso lógico para nosotros", dice Richard.
 

Volver a Lista

Atlas Structural Systems

Atlas Structural Systems es un fabricante de elementos de construcción fundado en 1987 y con sede en Richibucto, en la provincia canadiense de Nuevo Brunswick. Desde 2013, forma parte del conglomerado empresarial J. D. Irving, también canadiense.

Para obtener más información, haga clic aquí.