09.11.2020   |   Berlin   |   Alemania

Nuevo ritmo de producción

El diseñador de muebles de farmacia de Berlín, Rolf Rissel, recientemente mejoró la primera parte de su línea de producción con una combinación de sierra-almacén HOMAG.

"Ahora, el empleado sabe lo que puede cortar por la tarde y lo planifica en consecuencia. Después, el almacén comienza a reapilar. Cuando el empleado llega, se pone en marcha inmediatamente".

Karl Löffl, socio gerente de Rolf Rissel Objekteinrichtungen GmbH

Las combinaciones de sierra y almacén ofrecen a los usuarios un gran número de ventajas: rendimiento, calidad, ergonomía, transparencia y mayor grado de aprovechamiento del material, por nombrar tan solo unas pocas. En la empresa berlinesa Rolf Rissel Objekteinrichtungen GmbH valoran sobre todo un aspecto principal desde que pusieron en servicio la instalación de Homag: el nuevo ciclo de producción.

El panorama farmacéutico está cambiando desde hace años. Mientras que en 2010 había más de 21 000 farmacias en Alemania, hoy en día solo hay 18 000. Los expertos esperan que esta cifra se reduzca hasta 15 000 en los próximos años. Hay varias razones para ello; una puede ser el uso de recetas electrónicas y el comercio en línea. En cualquier caso, los dueños de las farmacias físicas se están viendo obligados a replantearse sus modelos de negocio. No se trata de hacer modificaciones radicales, sino de tener en cuenta las características que pueden marcar la diferencia.

La emoción es la clave

La empresa Rolf Rissel de Berlín asiste a las farmacias en esta transformación. Es más, las diseña. En efecto, la empresa elabora proyectos completos que sus clientes pueden llevar a la práctica en su totalidad. Un conjunto de interioristas, diseñadores, ingenieros de la madera y maestros carpinteros son los responsables de atender a los clientes, incluyendo el desarrollo de su logotipo y la publicidad exterior si así lo desean. Se trata de un servicio completo con requisitos individuales para los que Rissel es, al mismo tiempo, la parte creativa y la ejecutora. "Las emociones que se invierten en la madera, el vidrio y el metal son la clave", subraya el propietario y director general Karl Löffl.

Rolf Rissel Objekteinrichtungen se fundó en 2003 a partir de una empresa predecesora. En 2007, se mudó a Spandau, en los alrededores Berlín. Fue un paso importante para la empresa, que desde ese momento ha podido disfrutar de un acceso privilegiado a diversas vías de comunicación: autopistas, trenes de alta velocidad, autobuses, metro y tranvía. Desde entonces, clientes de Hamburgo, Frankfurt o Múnich han tenido la posibilidad de visitarla cómodamente. "Además, Berlín es una ciudad muy estimulante", comenta Löffl. "Pero, sobre todo, podemos mostrar nuestros productos y nuestra forma de producción en persona".

Cosechando éxitos

El sector al que Rissel se dirige principalmente es el del ámbito de la salud. La empresa predecesora ya estaba especializada en farmacias, pero la estructura de distribución era bastante limitada por motivos de capacidad. "Hemos cambiado eso y hemos fortalecido nuestra distribución". Ahora facturan mucho más: mientras que antes, aparte de las farmacias, fabricaban entre una y dos consultas médicas al año, ahora producen de diez a doce de media. "Nos estamos asentando también en el ámbito de los hospitales, montando habitaciones de pacientes o laboratorios. Incluso hemos trabajado para el hospital universitario Charité de Berlín". Además, el sector privado está en aumento, por lo que Rissel cuenta hoy en día con cuatro pilares: farmacias, consultorios médicos, hospitales y clientes privados. "Y también en los casos en los que se busca algo especial, cuando no basta con muebles de serie", añade Löffl como pilar número cinco. Actualmente ofrecen a todo el país servicios de los que antes únicamente se disfrutaba en el norte de Alemania. "Si lo hacemos bien, estaremos bien posicionados para el futuro", comenta el propietario.

Eficacia ante todo

Recientemente, Rissel también ha añadido mejoras a la sección inicial de su cadena de producción, con una combinación de sierra y almacén de Homag. Esto se debió a una visita a la feria de la madera Holz-Handwerk de Núremberg en 2018, donde pudieron observar las instalaciones en detalle. "Nos asesoraron a la perfección, de forma inmejorable", recuerda Löffl. "Naturalmente, hemos hablado con otros proveedores y nos han hecho ofertas. No buscábamos lo más barato, sino rendimiento y confianza. Después ver a otra empresa que ya utilizaba esta instalación, lo tuvimos claro: teníamos que trabajar juntos". De todos modos, ya había precedentes de esta colaboración con Homag. Desde 2016, la empresa trabaja con una máquina para encolar cantos y un retorno de piezas de Schopfloch.

Así pues, ahora también cuentan con la nueva combinación de sierra y almacén. "Antes también teníamos una sierra", informa Löffl. "Sin embargo, con el paso de los años, empezó a ser imprecisa. Además, la tecnología de almacenamiento ya no era la más actual. Algunos días teníamos que transportar para cada apiladora incluso más de lo que cortábamos. Por tanto, buscábamos eficacia para el almacén y para la sierra". "Eficacia", en este caso, se refiere ni más ni menos que a un almacén de tableros automático para apilar de 600 a 1000 tableros, mejor acceso para la carga y descarga de camiones, retorno automático a partir de un determinado tamaño de tablero "y, lo más importante, un almacén de restos con gestión y una organización estricta".

Fabricación de piezas individuales y series más pequeñas

Rissel ha conseguido la eficacia deseada para el corte de tableros con una SAWTEQ B-300. "Como modelo básico de la serie 3, la sierra de prensor está diseñada para la fabricación pieza a pieza y producciones de serie más pequeñas. A su vez, está pensada para cortar tableros individuales y pilas de tableros de todos los materiales habituales, para lo que trabaja con un saliente de hoja de sierra de 80 mm", informa Thomas Nesemeier, jefe de ventas de la zona norte de Homag Group. Las velocidades de 130 m/min del carro de sierra y de 90 m/min en el empujador permiten una gran productividad en los procesos de corte. La base es un motor de sierra principal que proporciona una potencia de 11 kW. Con la SAWTEQ B-300, Rissel puede cortar longitudes de hasta 3200 mm.

"La carga de la sierra se realiza desde un almacén de superficie STORETEQ S-200", continúa Nesemeier. "En esta instalación, el travesaño de aspiración ST 61 maneja tableros con revestimiento con un espesor a partir de 8 mm, así como tableros en bruto a partir de 12 mm. Con una velocidad de 60 m/min para el puente, de 80 m/min para el carro móvil y de 30 m/min para el mecanismo de elevación, el cojinete está diseñado para longitudes de pieza de 2000 a 4200 mm y anchos de pieza de 800 a 2200 mm, por lo que se puede adaptar a todo tipo de materiales y espacios". Con el travesaño, se pueden transportar tableros con un máximo de 250 kg. El manejo es seguro gracias a la regulación automática en función del tamaño de los tableros y al dispositivo separador automático.

Preparación del trabajo renovada

La puesta en servicio de la instalación, así como la formación para el software de control CADmatic 5, el software de optimización de corte Cut Rite y el software de almacenamiento woodStore se llevaron a cabo hace aproximadamente tres meses. Poco después, también se introdujo el software iX de imos por parte de un proveedor externo. Desde entonces, hay dos responsables principales del sistema CAD/CAM y está previsto que otros empleados reciban formación en los próximos meses. En este proceso, Homag se ha encargado de configurar las interfaces necesarias y de organizar la transferencia de datos. De momento, se puede cortar y etiquetar siguiendo las indicaciones de imos. La información que se incluye con las piezas es la clásica: cliente, pedido, designación de piezas, material y medidas, y aplicación de material de canto. Además, Homag ha implementado la detección de código de barras en un centro de mecanizado posconectado. De este modo, se pueden escanear los componentes y procesar los programas a los que se accede.

Orden y transparencia

Con respecto al almacén de tableros, Löffl destaca especialmente un punto: "Orden, orden y más orden". Se pueden almacenar casi 1000 tableros sin que se produzcan daños. Los tableros se almacenan y gestionan en pilas mixtas y, durante el tiempo libre, el almacén los ordena. "Antes teníamos que destinar siempre a un empleado a ordenar las pilas. De esa forma, solo se podían cortar unos pocos tableros por turno, el resto del tiempo la máquina no funcionaba", comenta Löffl. "Ahora, el empleado sabe lo que puede cortar por la tarde y lo planifica en consecuencia. Después, el almacén comienza a reapilar. Cuando el empleado llega, se pone en marcha inmediatamente".

A su vez, la logística también ha cambiado, ya que las estanterías de almacenamiento se han quedado libres y se dispone de superficies de hasta 20 m de longitud en tres niveles. Actualmente, las pilas de tableros simplemente se colocan en la zona de almacenamiento y el almacén las organiza automáticamente. La gestión de los restos de tableros también es totalmente transparente: "Tenemos un almacén de restos grande, ordenado y claro, incluso con una vía de evacuación conectada. Ya no se pierde el tiempo buscando".

Se acabaron las viejas costumbres

El rendimiento durante el corte casi se ha duplicado con la SAWTEQ B-300. "Ante la pregunta de cómo mantener el rendimiento durante la fabricación, la respuesta es una nueva organización del trabajo", subraya el propietario. Ahora, los diseñadores envían las listas de piezas, que antes se escribían a mano, directamente a la máquina, de modo que el jefe de taller tiene tiempo para coordinar la producción, para el control de calidad o para la resolución de los problemas que puedan surgir. "Sin embargo, la clave es que toda la preparación del trabajo procede de iX y que el almacén controla los pedidos. Ahora es el almacén el que marca el ritmo", subraya Löffl. "Antes, se trabajaba de forma desigual, pero ahora el ritmo está predefinido". Rissel también ha buscado la eficacia en los centros de mecanizado para permitir que el material pase a la fabricación sin problemas. A principios de octubre, la empresa sustituyó su antiguo centro de mecanizado por dos máquinas igual de potentes que marcan el ritmo hacia la sala de bancos de trabajo. "Gracias al ritmo de la combinación de sierra y almacén, y al nuevo proceso de producción, ya no trabajamos siguiendo patrones anticuados", asegura Löffl. Quien la sigue, la consigue, y Rissel se prepara para el ámbito de la salud al ritmo de la innovación.

Volver a Lista

Preguntas adicionales?

Stiles Machinery, Inc.

+1 616 698 75 00 info@stilesmachinery.com Formulario de contacto