06.11.2017   |   Schönbach   |   Alemania

El uso de robots en la carpintería

En la compañía STARKE la robot célula asegura más flexibilidad, más seguridad de producción y más capacidad de almacenaje con un rendimiento aumentado y menos trabajo manual.

La solución del robot con el almacén de clasificación para desacoplar los diferentes flujos de producción me ha entusiasmada. Queda perfectamente en mi producción.

Torsten Starke, Gerente de la STARKE Objekteinrichtungen GmbH

Un artículo de la revista especializada HK, 03/2017. Lea el artículo en hk-magazin.com.

La carrera del robot de clasificación empezó con la LIGNA 2015. En el HOMAG stand actuó en el centro de un sistema redondo de estantería para almacenar de manera provisional las piezas de muebles del material de tableros y para asegurar un óptimo flujo del material para el montaje. Ahora, tal modelo se encuentra en la compañía STARKE Objekteinrichtungen en Schönbach, Sajonia. La HK visitó la ubicación para hacerse una idea de esta forma de automatización más rara en el sector artesanal.

"Cuando vi el robot por primera vez en la LIGNA 2015 en el stand de HOMAG supe de inmediata que este es la solución idónea para nosotros", dice Torsten Starke, gerente de la STARKE Objekteinrichtungen GmbH. El robot con el sistema de estantería redondo parece estar hecho para su empresa. STARKE quiere clasificar las piezas para el montaje para colocarlas en el orden correcto. Sin embargo, necesita también un almacén entre la producción de piezas y el montaje porque el óptimo transcurso de la sierra de corte y la máquina encoladora de cantos no se puede transferir de forma automática al montaje. En principio, cada fabricante de muebles tiene este problema - las soluciones tradicionales son almacenes provisionales y carros de compilación. Torsten Starke, sin embargo, quería más: más flexibilidad, más seguridad de producción con un rendimiento aumentado y más capacidad de almacenamiento con menos trabajo manual.

Esto es exactamente lo que le ofrece la robot célula. Se almacena provisionalmente todas las piezas de muebles, las que fueron aplicadas con cantos y donde se hicieron todos los taladrados necesarios directamente en frente de la célula de clasificación. Las piezas llegan al centro del sistema de estantería redondo a través de una vía de rodillos accionada. Aquí, se decide el camino que la pieza va a tomar.

Ya que el ordenador de célula sabe exactamente la pieza que acaba de llegar al robot, el que está posicionado allí, el robot recibe la orden de colocarla dentro del estante. O el robot debe dejar pasarla porque se la necesita de inmediato en el montaje. Entonces - y esto es lo especial de la solución de célula de STARKE Objekteinrichtungen en comparación con la presentación a la LIGNA - simplemente se transporta la pieza hacia el montaje, ya que la vía de rodillos pasa por debajo del robot, el que se encuentra como en un puente. Si solo se necesita la pieza más tarde, se la parará y el robot la coge con su «mano» - un garfío especial con dos veces cinco dedos - y la coloca en un sitio libre del sistema de estantería, lo que es organizado de forma caótica.

Ya que solo una vía de rodillos pasa por el sistema redondo de estantería se pueden agrupar ocho elementos de estantería cada a la izquierda y la derecha ofreciendo espacio para 500 piezas en total. Para cada elemento se puede elegir entre tres tipos diferentes - uno, dos o tres plantas con dos diferentes espesores de material (16 hasta 19 mm y 19 hasta 26 mm), lo que se determina específico al cliente por medio de la combinación de sus piezas.

De esta manera el robot tiene acceso directo a cada pieza almacenada que facilita un flujo de material óptimo gracias a la estrategia de almacenamiento y desalmacenamiento, que se puede determinar libremente. Para STARKE esto significa que el robot tiene que almacenar y desalmacenar tres piezas por minuto. Cuando recibe la orden de recoger una pieza determinada del ordenador de la célula, se acercará al compartimiento correcto con la cinética de 6 ejes y su «mano», «saca» la pieza correcta y la coloca sobre la vía de rodillos detrás de sí para transportarla al montaje de armario. ¿Pues, cual de las dos vías de rodillos es la correcta? La identificación de la pieza determina su camino y el control de la célula «sabe» el camino correcto: Las piezas en serie serán transportadas a la línea de montaje y las piezas especiales a la línea especial. Para ambas líneas hay una propia abertura en la pared con un transporte transversal en frente. Sobre la línea especial se transportan baldas que no tienen que ser taladradas o clasificadas. Formatos especiales de producción individual o de cantidades pequeñas así como todos los procesos como aplicar la cola y colocar el herraje se efectúan a mano.

La situación en la línea de montaje 1 es diferente. Esta es precedida de una «MLK», la que aplica la cola dentro de los agujeros para los tacos, coloca los soportes de estante, tanto como las placas cruzadas y las enrosca de forma automática controlado por CNC. A mano, solo se enclavijan los partes del cuerpo y los empujan dentro de la prensa de del cuerpo.

Se embalan los cuerpos terminados y esos salen de la producción a través de cuatro muelles de carga. Los trabajadores de STARKE cargan personalmente las cuatro cajas móviles a tiempo y según lo programado. Entonces, el agente de transportes recogerá las cajas móviles y entregará los muebles a tiempo. Al final de la cadena de procesos se demuestra el beneficio de la producción en la compañía STARKE, que esta controlado por ordenador. Se fabrican y ordenan todas las piezas hasta la fecha de entrega, tanto las de la producción propia, las partes compradas como también todos los herrajes y mercancías. Casi no hay almacenamiento, la sierra de corte HOLZMA HPP 300 profiLine corta las piezas de tal manera que la máquina encoladora de cantos pueda procesarlas directamente. Y después de haber pasado la máquina de taladrado, se almacenarán las piezas en el almacén de clasificación con la ayuda del tratamiento por robot para optimizar el flujo de material.

Tal consecuente producción computarizada continua como la ha realizado Torsten Starke, es muy rara en el sector artesanal. El uso de una robot célula con almacén de clasificación es aun más extraordinario. Con Torsten Starke, HOMAG Automation pudo nombrar el primer usuario en verano de 2016, que puso en práctica la aplicación que fue presentada en la LIGNA 2015. ¿Fue un friki técnico o hay un serio cálculo de rentabilidad? «La solución del robot con el almacén de clasificación para desacoplar los diferentes flujos de producción me ha entusiasmada», justifica Torsten Starke su decisión de inversión. «Queda perfectamente en mi producción.» Antes, se lidiaba con sistemas de vías de rodillos y carretillas transversales. Las piezas que se necesitaba estuvieron muy atrás, así que una maniobra complicada determinaba el orden del día.

Se perdía mucho tiempo valioso - y el deseo a expandir el negocio de objetos con este sistema parecía irrealizable. Por eso, para él la robot célula no es ningún esplín, porque sale a cuenta. Sin embargo, Torsten Starke no puede indicar un tiempo de amortización exacto, ya que la robot célula solo es una pequeña parte de la inversión de un total de 1,4 millones euros que se gastaron para la línea semiautomática de taladrado y montaje con célula de robot. En todo caso se trata de una inversión para el futuro ya que permite a Starke de seguir creciendo.

Fuente imágenes: HOMAG Group AG

Volver a Lista