27.03.2019   |   Bonbruck/Bodenkirchen   |   Alemania

Cocinas a medida del taller de carpintería Geisberger

Sus 18 trabajadores hacen uso de una tecnología de maquinaria desarrollada por HOMAG poco común en los talleres de carpintería.

Para nosotros, el cliente es lo primero. Si surge una petición nueva, vemos lo que podemos hacer para cumplirla. Valoramos que la confianza sea mutua y no se pierda el factor humano.

Martin Geisberger

Cocinas a medida del taller de carpintería Geisberger

El valor, el trabajo artesanal y la predisposición ante las peticiones de los clientes han permitido al taller de carpintería Geisberger, con sede en la localidad bávara de Bonbruck, convertirse en lo que es a día de hoy: una empresa moderna que fabrica cocinas de alta calidad a medida y suministra comedores a juego si así se desea.

Su historia de éxito da comienzo en 1987, cuando Martin Geisberger se hizo autónomo a los 20 años de edad. En un principio, estaba solo en el taller y fabricaba únicamente bancos de rincón, pero poco después tomó la decisión de incluir también cocinas en el catálogo. Actualmente, esta empresa familiar produce alrededor de 220 cocinas al año, en la mayoría de ocasiones junto al mobiliario de comedor correspondiente. Los clientes pueden constatar la calidad y la apariencia de los muebles de alta calidad en el amplio taller de cocinas dirigido por Rudi, hermano de Martin Geisberger.

Nuestro impulso es la satisfacción de nuestros clientes

El 95 % de los clientes de Geisberger son privados, que acuden atraídos sobre todo por su flexibilidad y no por su publicidad, que simplemente no existe. Este taller de carpintería debe su existencia al boca a boca, que da fe de su calidad y fiabilidad.

Este taller de carpintería evoluciona junto a sus clientes y crece gracias a las exigencias de estos del mismo modo que lo hace HOMAG con sus clientes desde hace más de 60 años. Por este motivo, algunas personas, como Martin Geisberger, son especialmente importantes para HOMAG. Por último, son las opiniones en primera persona y el cumplimiento de los requisitos del sector de la carpintería artesanal los que constituyen la base para el éxito y el desarrollo continuo en función del mercado.

Un parque de maquinaria poco habitual

La primera máquina de HOMAG tardó ocho años en llegar al taller de carpintería. En 1995, Martin Geisberger colocó el primer elemento del avanzado parque de maquinaria actual: un centro de mecanizado de WEEKE. Un año después, en la 3.ª edición de HOMAG Treff, adquirió una sierra seccionadora de tableros de HOLZMA. Actualmente, sus 18 trabajadores (11 de los cuales participan en el proceso de fabricación) hacen uso de una tecnología de maquinaria poco común en los talleres de carpintería.

El elemento principal es la máquina para encolar cantos

Martin Geisberger está especialmente satisfecho con su nueva máquina para encolar cantos, el elemento principal de su taller. "La máquina que teníamos antes no nos ofrecía resultados satisfactorios. Desde 2015, contamos con la KAL 350 (actualmente EDGETEQ S-500 profiLine) y, a decir verdad, la máquina es perfecta. Ahora se demuestra lo que siempre he dicho: los mejores cantos se consiguen gracias a HOMAG". El operario de maquinaria Bernhard Blenninger, al que puede verse disfrutando de la máquina, comparte esta opinión. "Aquí trabajamos con laserTec y PUR. Puedo cambiar entre estos dos procesos de encolado en pocos pasos, es muy fácil. He tardado un poco en familiarizarme con todo, pero ahora trabajo mano a mano con la máquina sin ningún problema". Estos dos procesos permiten a la máquina fabricar muebles de cocina, que son especialmente resistentes a la humedad y el calor. El grupo fresador para perfiles FK31 se encarga de que las juntas de cola sean invisibles pasando de la cinta de cantos a la superficie de forma continua y sin apenas contacto. Así es cómo se crean muebles de máxima calidad.

Un argumento a favor de HOMAG: ofrece todo lo que se necesita

Martin Geisberger tenía razones de peso para decidirse por HOMAG desde el principio. "Soy partidario de que las máquinas sean de un fabricante alemán. Es muy importante para mí, también por la cercanía en caso de que haya algún problema". Aunque los expertos de HOMAG pueden estar en las instalaciones en pocas horas, Martin utiliza ServiceBoard: "Hemos probado la función de vídeo y me gusta, aunque todavía no la hemos necesitado. Lo que sí hemos utilizado bastante es el código QR de la máquina. Lo escaneamos, realizamos la solicitud de servicio en línea y un trabajador de HOMAG nos llama poco después". Con HOMAG, Geisberger se siente a salvo. Agradece que le ofrezca todo lo que necesita. "Dispongo de una persona de contacto en la sede de Denkendorf de HOMAG. Me acompaña desde hace muchos años. Si necesitamos algo especial, trae a sus especialistas con él. Estar tan cerca de HOMAG es una de las principales razones de esta colaboración mutua. En todo momento sé a quién debo llamar y quién se hace cargo de mi taller".

HOMAG ayuda a Martin Geisberger a satisfacer a sus clientes, aunque sus trabajadores le ayudan aún más. Junto a ellos, lo que más desea de cara al futuro es seguir siendo carpintero.

Volver a Lista

Carpintería Geisberger

Productos: cocinas y comedores

Ubicación: Bonbruck (Baviera, Alemania)

Fundación: 1987

Trabajadores: 18

Primera máquina de HOMAG: 1995

Parque de maquinaria de HOMAG:

  • Máquina de mecanizado CNC vertical DRILLTEQ V-200
  • Centro de mecanizado de 5 ejes BMG 512
  • Máquina para encolar cantos EDGETEQ S-500 profiLine
  • Sierra seccionadora de tableros HPP 530 con sistema de almacenamiento horizontal TLF 420
  • Lijadora SCR 313
  • Prensa del cuerpo MDE 100
  • Máquina para introducir clavillas ABD 150
  • Máquina de encolar piezas en curva KTD 720
www.geisberger-kuechen.de

Preguntas adicionales?

Stiles Machinery, Inc.

+1 616 698 75 00 info(at)stilesmachinery.com Formulario de contacto