02.02.2017   |   Alemania

Todo o nada

La reestructuración ofrece más flexibilidad y capacidad

Es un Artículo de HOLZBAU-MAGAZIN, 2/2017. Lo puede leer en HOLZBAU-MAGAZIN Online.
Editor: Dr. Joachim Mohr, Tübingen


Como en 2008 se alcanzaron los límites de capacidad en la producción de elementos de paredes de madera, el maestro carpintero Daniel Hamdorf inició una reestructuración que afectaría a toda su empresa. Desde entonces, ha multiplicado por diez sus volúmenes de ventas en la construcción de marcos de madera con la misma plantilla.

El taller de carpintería Hamdorf asentado en Fahrenkrug (Schleswig-Holstein) puede tomarse como ejemplo de que muchas empresas de construcción de madera han salido beneficiadas con la crisis financiera. En 2009, el gerente Daniel Hamdorf invirtió 2,3 millones en su empresa y, con ello, multiplicó por diez el volumen de ventas del área de negocio correspondiente. Un paso del que estaba decidido, ya que había una gran demanda de sus productos, incluso con la crisis.

En 2008 se alcanzaron los límites de capacidad

Fue en la construcción de tableros de madera donde Daniel Hamdorf llevó a cabo una ampliación en plena crisis. En el resto de áreas comerciales, su taller de carpintería con 50 empleados se encargaban de los trabajos de carpintería tradicionales, como los armazones de tejado, tejados e incluso se de la construcción de fachadas. Además, le proporciona componentes a sus socios de carpintería. Actualmente, el porcentaje de los productos suministrados se corresponde con el 45 por ciento del volumen de ventas.
Los puntos esenciales de Hamdorf en la construcción de paredes de madera están en la construcción de objetos y comercial, y los edificios, las guarderías, las oficinas, los colegios o los hogares de acogida son una necesidad creciente en su región. Por ello, el taller de carpintería llegó a su límite de capacidad en el año 2008 con la fabricación de elementos de marcos de madera. En aquel entonces, se producían con el trabajo de todo un año de tres empleados los elementos de madera necesarios para 6 casas aproximadamente. "Ya en aquel momento, la demanda era el triple", recuerda Daniel Hamdorf. 

Una reestructuración con determinación 

En lugar de contratar a uno o dos trabajadores más y de comprar otra mesa de trabajo, el maestro de carpintería adoptó el lema "Todo o nada". A partir de ahí, creó en primer lugar una nueva sala en su nave para su fabricación de paredes de madera: 25 x 60 m de tamaño con una altura bajo gancho de 7 m y una grúa pórtico con capacidad de carga de 5 toneladas. Además, invirtió en un moderno sistema de telecarga con 2 remolques y 8 cajas móviles para entregar los componentes a los clientes.
El elemento clave de la nueva estructuración de su empresa fue la adquisición de un puente multifunción de WEINMANN con tres mesas de trabajo que aumentó drásticamente sus límites de capacidad: Con esta instalación de producción automatizada, Hamdorf no solo pudo cubrir la demanda de elementos de paredes de madera existente, sino que en los años posteriores experimentó un potente aumento de los pedidos. Actualmente, el taller de carpintería produce anualmente componentes para alrededor de 60 casas de madera, por lo que ha multiplicado por diez su volumen en la construcción de paredes de madera.
Para ello, se ha aumentado el esfuerzo que supone la preparación del trabajo. Esto tiene su efecto, pero los tiempos de montaje más cortos que se han hecho posibles gracias a la mejora de la precisión de los componentes y del grado de preproducción hacen que merezca la pena. Hamdorf puede notar como con ello realiza un trabajo rentable: Al fin y al cabo, ha conseguido un potente incremento del volumen de negocios en esta área de la empresa sin contratar a más empleados.

Cinco mesas contra los embudos y los atascos

Mientras tanto, el número de mesas de la línea de producción ha aumentado a cinco. Desde el principio había cuatro mesas en funcionamiento: La mesa 1 es una mesa Weinmann de la fabricación anterior que se ha "reciclado" y que ahora se utiliza para la producción de componentes de armazón. Colocado a mano, ajustado con un dispositivo de sujeción y clavado manualmente, la grúa coloca el armazón en la mesa 2, la primera mesa nueva en la línea de producción.
Aquí se aplica el revestimiento de la pared de madera. Los materiales del revestimiento se encuentran junto a la mesa y los empleados los desplazan sin mucho esfuerzo con ventosas de planchas. El revestimiento se fija a continuación en el puente multifunción y se mecaniza con una sierra y una fresadora, así se corta a medida y se realizan las aberturas para las ventanas, los enchufes, los interruptores de la luz, etc.
Que estos procesos de trabajo estén separados de la producción del armazón produce que los picos de trabajo supongan tiempos de parada más cortos, por lo que no se produce un embudo con atascos.
En el siguiente paso se coloca la pared de madera revestida por un solo lado en la mesa 3 mediante un proceso de volteo. Aquí se coloca el aislamiento antes de que el elemento se transporte a la mesa 4 mediante una cinta transportadora longitudinal que se desplaza en sentido transversal. En esta mesa se aplica el segundo revestimiento mediante el puente multifunción, que lo fija y lo mecaniza.
A continuación se pasa a la mesa 5, la mesa que Hamdorf adquirió posteriormente. "En esta se llevan a cabo en la actualidad las mecanizaciones especiales, como la colocación del encofrado de madera, la instalación de las ventanas o el montaje del nivel de instalación.
Además, la mesa sirve como un breve almacén provisional para hasta dos elementos de pared si en la carga se produce un atasco. Desde la última mesa, los elementos van directos a una caja móvil".
Con esa función doble, la mesa 5 se convierte en una importante estación para que el flujo de trabajo de la nave "sea un poco más relajado" y para evitar que se produzcan embudos en la línea de producción. 

Salto cualitativo

La instalación se montó en la nueva nave en 2009 y los empleados la pusieron en funcionamiento sin grandes dificultades. En Fahrenkrug tampoco se produjo una larga fase de optimización de los procesos de producción. Daniel Hamdorf: "Como es normal, hay que comentar previamente los cambios con los empleados, pero muchos son evidentes y, además, contamos con muy buenos trabajadores con los que se pueden implementar dichos cambios sin problemas. Es algo de lo que me siento muy orgulloso".
"Weinmann también proporciona muy buenos consejos, desarrolla una disposición de la nave junto con los clientes y ofrece cursos para todos los participantes. Además, como es natural, ya había visitado a mis compañeros anteriormente. Ahí se capta rápidamente de qué hay que estar pendiente en una producción automatizada".
Así, junto al aumento de capacidad previsto, también hemos cumplido rápidamente con las otras expectativas de la nueva técnica de producción: "También queríamos trasladar, por ejemplo, nuestras experiencias positivas del ensamblaje automatizado a la producción de elementos", recuerda Daniel Hamdorf. Siendo las "experiencias positivas" una forma metafórica de referirse a una gestión de la calidad profesional.
En este punto se refleja el éxito de la empresa: "Proporcionamos a nuestros clientes una calidad palpable del mismo nivel. Es decir, un elevado grado de preproducción con la precisión industrial sin que ello repercuta negativamente en la calidad".

Más flexibilidad y mejor cumplimiento de los plazos

Del mismo modo, se ha satisfecho el deseo de Hamdorf de contar con la mayor flexibilidad posible: "En las instalaciones Weinmann producimos en tamaño de lote 1, por lo que también se puede proporcionar todo lo que el cliente desee".
Esto no solo se aplica al material aislante que la empresa dispone o que introduce mediante soplado con una instalación Isocell, sino que también se aplica a la construcción compleja de paredes, detalles muy precisos y paredes cortantes con una gran carga estática, como si se tratase de la construcción de edificios: "El cliente no debe adaptarse a nuestra construcción de paredes, sino que nosotros debemos adaptarnos a la suya. Así debe ser en una empresa dedicada a la artesanía".
En Fahrenkrug también se ha flexibilizado la planificación del tiempo. Esto quiere decir que, incluso en momentos de una carga alta, se puede reaccionar rápidamente a solicitudes con una planificación estricta. Por otro lado, las secuencias de la producción se pueden organizar mejor, por lo que Hamdorf puede mantener las citas confirmadas de forma precisa: "La seguridad nos aporta una ventaja adicional muy cómoda a mí y a mis clientes".

Un precio fijo gracias a unos costes claramente definidos

Lo último en lo que se refiere a los cálculos. Esto es más manejable para Daniel Hamdorf desde que cada componente, incluidos aquellos más complicados, como una buhardilla redondeada, se fabrica de forma automatizada: "Los tiempos de mecanizado se pueden planificar de forma mucho más exacta con la producción automatizada y los costes de los detalles complicados se definen más claramente. Hoy en día, resolvemos los problemas de los componentes más complejos durante la preparación del trabajo y no en la mesa de trabajo. Esto, como empresario, me da una seguridad sobe los cálculos de la que también se benefician mis clientes, porque puedo ofrecerles mis productos a precios fijos".
Especialmente en el negocio del abastecimiento, esto es una ventaja competitiva de peso y es uno de los motivos por los que este departamento del taller de carpintería de Hamdorf ha crecido desproporcionadamente desde 2009.
Las pequeñas empresas que consideran la construcción en madera un pilar profesional son los mejores clientes en este campo. Aproximadamente cada dos semanas llega algún cliente de este grupo para ver las modernas instalaciones de producción. "La técnica de marketing se desarrolla así: cuando un cliente nos visita, le queda claro que puede impermeabilizar una casa en uno o dos días si nos compra a nosotros todos los elementos".
Así, Daniel Hamdorf genera hoy un volumen de ventas porcentual considerablemente mayor en la empresa y menor en el lugar de la obra. En general, la parte de producción de paredes de madera ha aumentado de un 8 % en 2008 a un 40 % en la actualidad. 

"Rentable" también para los empleados 

La inversión también ha sido "rentable" para los trabajadores de la carpintería: "Están más motivados en la obra porque el montaje de componentes complejos se realiza de forma más rápida y eficiente gracias a la precisión y a un grado de preproducción más alto.
También les ha facilitado las cosas a los trabajadores durante la producción porque estas piezas constructivas con las que antes tenían que romperse la cabeza, se fabrican ahora en la instalación de forma sencilla".
Para Hamdorf, que fue trabajador de la producción de elementos, esto tiene un beneficio secundario deseable: "Me interesa mucho que, con la producción automatizada, las condiciones de trabajo de mi empresa mejoren. Por eso, para mí eran importantes, por ejemplo, las ventosas para planchas".
El entorno de trabajo del taller de carpintería de Hamdorf también ha mejorado. Ahora en Fahrenkrug se trabaja en unas naves luminosas y bien equipadas, de las que se benefician los trabajadores y de las que la propia empresa también saca provecho. Esto le facilitará algo las cosas a Hamdorf en momentos en los que falte personal y se necesite buscar nuevos trabajadores.
Además, el maestro carpintero ve, y con razón, una relación directa entre la satisfacción de los trabajadores y la calidad de los componentes: "También nosotros nos beneficiamos de un lugar de trabajo favorable para los trabajadores, ya que solo con unos empleados motivados se pueden producir productos de larga duración con unos estándares de calidad óptimos". Un concepto de empresa con futuro: las naves ofrecen un espacio preparado para próximas ampliaciones.

 

Fuente de las imagines: Hamdorf

Volver a Lista

La construcción artesanal, la fiabilidad, la calidad y un buen servicio de asesoramiento son la filosofía de la empresa Hamdorf. Nuestras máquinas de producción de vanguardia nos dan la flexibilidad para satisfacer sus necesidades. Técnicos especializados en combinación con la más moderna producción de alta tecnología crean la base para ser su futuro socio.

Somos una de los principales carpinterías en el norte de Alemania, actualmente empleamos a 46 personas que generan ingresos de aprox. 6,5 millones de euros.

Website Hamdorf

Preguntas adicionales?

Stiles Machinery, Inc.

+1 616 698 75 00 info(at)stilesmachinery.com Formulario de contacto