21.05.2015   |   Alemania

SchwörerHaus apuesta por la tecnología de instalaciones de WEINMANN

Las máquinas WEINMANN entran en acción no solo en la fabricación de paredes y techos, sino también en la fabricación de elementos especiales, como buhardillas y elementos de hastial.

La empresa Schwörer Haus KG, fundada en 1950, construye en la actualidad entre 800 y 1000 casas al año, con lo que se ha convertido en uno de los fabricantes de casas prefabricadas más grande de Alemania. La sede de la empresa familiar se encuentra en la región suaba de Hohenstein-Oberstetten. El grupo Schwörer, con un total de 8 sedes en Alemania, también tiene experiencia en construcción en hormigón (sótanos, garajes, piezas acabadas para la construcción de comercios y viviendas), construcción en acero, sistemas de cuartos de baño modulares e incluso ofertas de construcción completa. El grupo, que actualmente cuenta con 1700 empleados, genera una facturación anual de 250 millones de euros.

A comienzos de los 90, Schwörer Haus fue el primer cliente de WEINMANN perteneciente al sector de las casas prefabricadas. En aquel momento se instaló una línea de producción para paredes interiores y exteriores que todavía sigue funcionando a día de hoy. La producción de paredes en Oberstetten se ha intensificado y ampliado a lo largo de los años con una estación de armazón que abastece a un total de 12 mesas de trabajo con 4 puentes multifunción. Además, WEINMANN ha suministrado a la empresa suaba de casas prefabricadas un sistema de producción de fachadas y elementos del techo. La última adquisición en Schwörer Haus ha sido una línea de producción para piezas constructivas especiales con seis mesas de trabajo y un puente multifunción. El Dr. Joachim Mohr, periodista independiente, estuvo conversando con el jefe de producción sobre la nueva instalación.

Dr. Mohr: "Sr. Hepp, parece que Schwörer Haus es un buen cliente del grupo WEINMANN Holzbausystemtechnik GmbH..."

Hepp: "En efecto, y eso no solo se debe a la calidad de sus máquinas, lo que se puede apreciar por la edad respetable de nuestra instalación de producción de paredes. Para nosotros, la flexibilidad tiene casi la misma importancia, ya que nos permite equipar nuestras máquinas con nuevos grupos y, de esa forma, adaptarlas a las nuevas necesidades. El montaje modular habitualmente utilizado por WEINMANN es un aspecto importante de su durabilidad..."

Dr. Mohr: "... y el continuo desarrollo de los grupos, una parte importante del servicio..."

Hepp: "Por supuesto, para nosotros el servicio es lo más importante. Esto se debe a que con nuestra cantidad de producción no nos podemos permitir estar parados durante mucho tiempo. A este respecto, con WEINMANN sentimos que estábamos en buenas manos, ya que recibíamos ayuda competente y rápida ante cualquier problema. Además, en Lonsingen respondemos muy bien a los requisitos especiales de los clientes. Pudimos optimizar la nueva línea de producción no solo según los requisitos de nuestros sistemas de construcción, sino que influimos en una parte de las piezas de la máquina instaladas, lo que era importante para nosotros, porque llevamos a cabo el mantenimiento con nuestros propios ingenieros técnicos y queremos utilizar piezas constructivas uniformes en toda la fábrica".

Dr. Mohr: "Su ingeniería mecánica también formaba parte de la nueva línea de producción".

Hepp: "Sí, los diferentes sistemas de carga de material y almacenamiento proceden de nuestra propia producción".

Dr. Mohr: "Y en este línea, ¿solo fabrican piezas constructivas especiales?"

Hepp: "No, aquí también podemos absorber los picos de capacidad de las otras áreas de producción. Durante el funcionamiento normal, en la instalación se ejecutan elementos de pared con alto grado de preproducción que están destinados a la construcción híbrida de pisos de varias plantas (hormigón/madera). Aquí, el mecanizado de placas con el puente multifunción nos ofrece más flexibilidad con los materiales, de forma que podemos atender de forma individual los deseos de nuestros clientes. La mayoría de las piezas constructivas especiales mecanizadas son en realidad hastiales, buhardillas y elementos de pared de nuestro programa FlyingSpace: módulos de viviendas multifuncionales que se pueden ofertar como minicasas, ampliaciones o edificios residenciales para distintos fines. Por este motivo la instalación es tan flexible y puede producir, por ejemplo, elementos de pared de hasta 14,5 m de longitud. También tenemos algo más de juego con la altura de la fachada. Con estas piezas constructivas, en la nueva instalación podemos ejecutar al mismo tiempo operaciones que hasta ahora se debían llevar a cabo a mano. En las otras líneas de producción la altura mínima es de 140 cm y la longitud máxima es de 12,5 m".

Dr. Mohr: "¿Cuáles son las principales ventajas de cambiar de un sistema de producción manual a un sistema de producción con maquinaria?"

Hepp: "Sobre todo la precisión constante en un nivel extremadamente alto, lo que se refleja en la calidad de las piezas constructivas y facilita la gestión de la calidad. Y también la fabricación económica con tiempos de producción reducidos".

Dr. Mohr: "Sr. Hepp, le agradezco que me haya concedido esta entrevista".

Fuente/Derechos de imagen: Reproducción autorizada por SchwörerHaus KG, 72531 Hohenstein, Alemania

Fotos: Martin Kunze

Autor del texto: Dr. Joachim Mohr

Volver a Lista