30.11.2020   |   Murrhardt   |   Alemania

El señor de las piezas

Asistente de clasificación digital de Homag en el taller de carpintería Esch

Las soluciones de nesting aumentan la eficiencia, especialmente en las empresas más pequeñas. El trabajo se desarrolla con fluidez y sin contratiempos, al menos hasta que se aplica el material de canto. Es entonces cuando hay que buscar las piezas, contarlas, seguir buscándolas y esperar que el lote esté completo. Por eso, Mario Esch ha introducido un asistente de clasificación digital.

Este es un artículo de la revista especializada DDS publicado en noviembre de 2020. Aquí puede leer el artículo en DDS online.

En la mano derecha, Mario Esch lleva un guante con un escáner láser del tamaño de una caja de cerillas sobre el dorso que proyecta una cruz roja luminosa. En su taller, en el que trabajan seis empleados, el maestro carpintero utiliza la cruz láser para leer el código QR que aparece en la etiqueta de cada una de las piezas que salen de la máquina para encolar cantos. Antes de que la pieza alcance la salida de la máquina, acciona con los dedos un interruptor en la palma del guante y escanea el código. Detrás de él, hay una estantería móvil de clasificación con unos 30 compartimentos. En el compartimento situado en la esquina inferior izquierda, se ilumina una tira LED de color blanco para indicar que es ahí donde debe colocar la pieza. Sin embargo, Mario Esch prefiere colocarla en la esquina superior derecha. Ningún problema: dirige su escáner a la etiqueta del compartimento deseado y presiona el interruptor. El LED de la esquina inferior izquierda se apaga y se ilumina el de la esquina superior derecha.

Asistente de clasificación posterior a la máquina de aplicación de material de canto
Desde hace dos años, Esch utiliza nesting y ha desarrollado un flujo de datos continuo con su propio sistema de control de la producción que va desde la medición hasta la máquina de aplicación de material de canto, pasando por el sistema CAD/CAM y la máquina de nesting. Prefiere agrupar los pedidos que se van a producir a partir de los mismos tableros. Sin embargo, la máquina para encolar cantos dejaba acumuladas de forma aleatoria una gran cantidad de piezas que ya no se podían manejar manualmente con eficacia. Durante la búsqueda de soluciones, Mario Esch encontró el proyecto de clasificación de Homag y la universidad TH Rosenheim. A principios de año, se unió al proyecto para participar en las pruebas del asistente de clasificación.
Si, después de clasificar la pieza, Esch escaneara la etiqueta del compartimento, la luz del LED cambiaría a verde y el almacenamiento quedaría registrado, pero prefiere saltarse este paso. El sistema registra que el último componente se ha almacenado en el compartimento sugerido cuando el operario escanea la siguiente pieza que se debe clasificar.

Registros automáticos
Mario Esch recoge una pieza tras otra en la salida de la máquina. Forman parte de varios pedidos, entre otros, del pedido de Pfuhl, que se entrega mañana. Las piezas sin otra cinta de cantos se clasifican en los compartimentos marcados sin necesidad de frenar la máquina para encolar cantos, mientras que las demás se colocan en un carro elevador para devolverlas a la entrada de la máquina.

Lote listo para montaje
El material de canto ya se ha aplicado y ahora es el turno del oficial Lars Selig. La tarea de este empleado consiste en encolar todos los cuerpos del pedido de Pfuhl. Antes de empezar, echa un vistazo a la tableta situada a la altura de sus ojos a la derecha de la estantería de clasificación. Le proporciona información general sobre el estado de la producción y funciona como panel de control de la estantería de clasificación. La aplicación productionAssist Sorting le indica que todas las piezas están listas para el montaje. Lars Selig lleva la estantería de clasificación hasta su puesto de trabajo, toca la opción de retirada y selecciona el pedido. El asistente de clasificación indica con una luz azul los compartimentos en los que se encuentran las piezas necesarias para montar cada cuerpo. Al finalizar el montaje de un cuerpo, solicita a través de la tableta las piezas para el siguiente.
Mario Esch no tuvo que comprar el juego Sorting Production, disponible en la página web de Homag, ya que se prestó a participar en las pruebas del proyecto. El juego incluye una licencia de un año de las aplicaciones productionAssist Sorting y productionManager (carpeta de trabajo digital), el plano de montaje para la estantería de clasificación, dos barras LED y el Homag CUBE como unidad de control.

Plug & Play
Mario Esch construyó la estantería conforme al plano y activó las aplicaciones a través de la plataforma tapio. Además, ha configurado su sistema CAD/CAM para pasar las listas de piezas al productionManager a través de la interfaz XML. No tuvo que preocuparse por las instalaciones, la estructura de datos y la capacidad de procesamiento porque Homag y tapio se encargan de organizarlo todo en tiempo real a través de la nube: una solución Plug & Play. El usuario solo necesita dispositivos con posibilidad de conexión a Internet. Pocos días después de montar la estantería, puso en marcha el asistente de clasificación.

Digitalización hasta el montaje
Según Mario Esch: "He disfrutado mucho participando en las pruebas de este proyecto. Muchos de los procesos ya funcionan como esperaba. Por fin tenemos una visión general de lo que sucede cuando las piezas salen de la máquina para encolar cantos. Es la primera vez que digitalizamos todo el proceso de producción, desde la medición hasta el montaje. Buscar las piezas, contarlas, seguir buscándolas y esperar que el lote esté completo es cosa del pasado. Ahora podemos centrarnos en optimizar otros procesos".

Foto de la revista especializada DDS realizada por Georg Molinski

¿Le interesa?
Envíe una solicitud a través de la HOMAG eShop

o envíe un correo electrónico a DigitalFactory@homag.com

 

Volver a Lista