27.06.2016   |   Alemania

Da igual el tamaño de la empresa, los tiempos de fabricación cortos so

La cantidad de automatización depende de los requisitos de capacidad y espacio. Dependiendo de la demanda existen diferentes máquinas y posibilidades de combinarlas.

"Ich betrachte die Umstrukturierung und die neue Produktionstechnik als wichtige Weichenstellungen, die mein Unternehmen fit für weiteres Wachstum in den kommenden Jahren machen.“

Andreas Gamper, Gamper Holzbau - Bauprojekt GmbH

Una producción totalmente automática también es interesante para las empresas del sector de la construcción en madera. Sin embargo, los motivos para adquirir una máquina son completamente diversos. Para la pregunta de qué tienen en común las pequeñas y grandes empresas de construcción en madera hay una respuesta clara: una alta capacidad de ocupación y buenas oportunidades de crecimiento. En muchas empresas la cartera de pedidos es tan grande que la producción se prolonga hasta el año siguiente. Una ventaja importante de la construcción en madera es su breve tiempo de fabricación, que de hecho se suele omitir.

Así que existen buenas razones para aumentar la capacidad,

lo cual no es precisamente fácil en tiempos de continua escasez de mano de obra especializada. Por este motivo, muchas empresas emprenden la modernización de sus instalaciones de producción y aquí se ponen de manifiesto las diferencias entre las grandes y pequeñas empresas.

Mientras que para las grandes empresas lo principal es la capacidad de una nueva línea de producción, las pequeñas empresas tienen otras preocupaciones. Alguien que tiene respuestas excepcionales al respecto es Andreas Gamper, de Bellenberg. En su taller de carpintería, que también se dedica a la fabricación de tejados y a la fontanería, el carpintero diseña y ejecuta viviendas unifamiliares, ampliaciones y elevaciones, pero también edificios industriales y comerciales, así como edificios de viviendas de clase 4 (máx. 13 m de altura y unidades de 400 m² máx.).

Su empresa ha crecido en los últimos años gracias al aumento de los pedidos y las perspectivas de futuro también son positivas. Actualmente se construyen en Bellenberg aproximadamente 20 casas al año y cada vez se necesitan más elementos de marcos de madera para edificios de oficinas y administrativos.

En 2014, como parte de la reestructuración de la empresa, Gamper adquirió una instalación compacta WEINMANN con mesa giratoria y puente multifunción. La mesa WEINMANN existente se podía integrar bien en la instalación compacta. Al preguntarle por la rentabilidad, Gamper nos responde: "Por supuesto que la producción es algo más económica con la máquina, pero la rentabilidad es algo secundario para mí. Si únicamente pensara en la rentabilidad, tendría que preguntarme incluso si mi camión o mi instalación de ensamblaje también son rentables, ya que ambos son muy productivos, pero también están parados durante dos semanas. Si pensara eso, me presionaría a mí mismo y al final no saldrían las cuentas".

Si se tienen en cuenta los cálculos de ejemplo de la tecnología del sistema de producción en madera de WEINMANN, la empresa de Gamper lo tiene todo bajo control. A partir de 15 casas o elementos análogos al año ya se cubren las pérdidas.

Dependiendo de la complejidad de la fabricación de los elementos y del precio del producto marcado esto se puede conseguir aún más temprano. El ahorro procede básicamente de los tiempos de mecanizado de la instalación, así como de la eliminación de los tiempos adicionales de la producción manual. Si, por ejemplo, se va perforar una toma de enchufe manualmente, antes es necesario realizar varios pasos: leer el esquema, marcar la caja, buscar las herramientas, perforar la toma de enchufe, limpiar el material, etc. Todos estos pasos desaparecen con una fabricación automatizada.

Además, la supervisión de la calidad del producto cada vez cobra más importancia. En este sentido, la conversión de los cálculos estáticos y el número y las distancias correspondientes de las pinzas es un aspecto de la calidad nada despreciable, que queda garantizado mediante el puente multifunción.

Sin embargo, las razones de la nueva adquisición de la empresa de construcción en madera Gamper son otras. "Hemos construido una nueva nave para nuestra instalación de ensamblaje y, como consecuencia de esta ampliación, también hemos reestructurado la antigua". Para la empresa, esto significó, en primer lugar, tres puertas nuevas en la nave por las que se puede cargar el material para la producción.

Grado de preproducción y motivación de los empleados

Desde el punto de vista del carpintero, había más razones para adquirir la instalación compacta. "En primer lugar, estaba mi deseo de optimizar la producción y aumentar el nivel de prefabricación. A continuación, la motivación de los empleados con un lugar de trabajo atractivo, donde la gente ya no tiene que dibujar a mano y después trepar con la sierra circular, la fresadora o la clavadora.

A día de hoy, el puente multifunción efectúa automáticamente estas operaciones mientras el operario limpia alrededor de la máquina. Esto se traduce en un lugar de trabajo agradable y limpio, donde todos están a gusto, algo que se puede mostrar a clientes potenciales en cualquier momento. Además, las situaciones problemáticas, que antes no sabíamos abordar y que quizá experimentamos alguna vez, ya no son un tema de preocupación. En resumen, actualmente la producción es más redonda, más profesional y se desarrolla en un clima más agradable".

Gamper ve como tercera ventaja que la nueva tecnología liberó a operarios capacitados que pudo colocar en otras áreas. Solo gracias a esto la capacidad de producción aumentó considerablemente. En opinión del carpintero, ahora la empresa es más "fuerte" a la hora de producir. Esto significa que los picos de trabajo se pueden amortiguar mejor, se pueden colar pedidos de última hora y atender a las constructoras con un margen de tiempo muy reducido.

Mejor flujo de trabajo en la empresa

La nueva tecnología también supuso un beneficio para el flujo de trabajo: A la derecha de la línea de producción compacta todavía hay suficiente espacio para instalar las ventanas en los elementos. Los elementos terminados se colocan en posición vertical para este fin y se desplazan por el carro de transporte, que se puede mover con rodillos a través de la nave. Tras la instalación de la ventana, una elevadora conduce el carro por la antigua puerta hacia el patio, donde se lleva a cabo la carga. El flujo de materiales, limitado antes a una puerta, funciona actualmente sin problemas a través de la nave.

En retrospectiva, Gamper considera que la adquisición del sistema compacto fue una inversión sensata. "Hemos alcanzado los objetivos y la colaboración con WEINMANN fue, salvo por un malentendido en el diseño de producción, bastante positiva. Con todo, contemplo la reestructuración y la nueva tecnología de producción como una apuesta importante que permitirá a la empresa seguir creciendo en los próximos años".

La inversión como apuesta de futuro

La empresa Wolf System (Osterhofen, Alemania) opera a un nivel totalmente distinto; sin embargo, las condiciones previas y las intenciones son bastante similares en algunos aspectos. También aquí se ve la inversión en una instalación de producción como una apuesta importante para el futuro. Además, ha sido parte de una estrategia de crecimiento que ha ido gestándose poco a poco durante años. Aquí se trabaja, por un lado, con elementos para viviendas unifamiliares y plurifamiliares y, por otro lado, también hay una tendencia creciente hacia las piezas constructivas para construcciones comerciales (oficinas o centros comerciales, por ejemplo) y edificios públicos, como colegios o guarderías.

También tiene una fuerte presencia en el mercado de Osterhofen. Como parte de un grupo empresarial, la rama alemana de la construcción de depósitos y silos para la agricultura y la industria trabaja también con estructuras de acero, hormigón y madera para la construcción destinada a los sectores agrario, comercial e industrial, así como la construcción de viviendas unifamiliares y plurifamiliares de llave en mano.

En los últimos diez años, la empresa ha reforzado el área de la construcción en madera porque ve en ello un amplio potencial de crecimiento. En 2011 Wolf System adquirió una instalación de WEINMANN con cuatro mesas de trabajo y dos puentes multifunción. Dado que también tenía en mente un aumento de la capacidad, la instalación se optimizó para un ciclo de producción rápido. Para conseguir este objetivo, se redujeron los habituales "cuellos de botella" distribuyendo en varias mesas las tareas que requerían más tiempo (colocación del marco de madera, instalación, instalación del aislamiento, instalación del aislamiento exterior).

Las cifras hablan por sí mismas

Para aprovechar todo el potencial de la instalación, el trayecto de los materiales está optimizado alrededor de la producción. Los materiales de ensamblaje, revestimiento, instalación y aislamiento se encuentran en sus correspondientes estaciones justo al lado de la línea. El transporte de evacuación de los elementos colocados sobre la mesa de trabajo tiene lugar mediante un carro de transporte sobre el que se montan las ventanas, que se llevan después a la estación de limpieza o al almacén de pared. Estos elementos periféricos también fueron diseñados y suministrados por WEINMANN.

Antes nos tendría que haber suministrado las construcciones de marcos de madera un socio del grupo, pero actualmente utilizamos nuestras propias capacidades en Osterhofen y hemos logrado un fuerte crecimiento: En 2011 Wolf System vendió casi 100 casas de madera en todo el año y en 2015 fueron 180. En total, en el último año se produjeron 62 000 m² aprox. de elementos para la construcción de tableros de madera en la línea de WEINMANN.

Como motivo de la adquisición de la línea de producción, el gerente, Jean-Luc Herrmann, llevó a cabo la ampliación de la fabricación de tableros de madera: de construcción de casas a construcción de edificios: "Además, queríamos aumentar nuestro grado de preproducción. Dada la escasez de mano de obra cualificada, tiene sentido reducir las secuencias en el montaje y, de esa forma, reducir las horas de trabajo de los operarios (y también las fuentes de errores).

Esto no solo en la construcción de casas de madera, sino también en la construcción de edificios, donde, por ejemplo, en la nave de ensamblaje, colocamos el soporte para el sistema de la fachada en los elementos. Como resultado de la preproducción, los tiempos de montaje se reducen, lo que también nos supone una gran reducción de costes".

Una segunda línea de producción en camino

Mientras tanto, la realidad ya ha superado el escenario de crecimiento de 2010/11: Aunque se está utilizando la instalación de WEINMANN en dos turnos, la empresa de Osterhofen está volviendo a llegar al límite de su propia capacidad de producción. A veces llegan tan lejos que tienen que externalizar una parte de la producción a sus filiales.

Como consecuencia, ya se está construyendo en Osterhofen una nave que albergará la segunda línea de producción. Estará compuesta por tres mesas y un puente multifunción y, a partir de mediados de año, producirá todos los elementos sin enlucido exterior (también paredes interiores y exteriores con fachada en cortina). Además, se trasladarán a la nueva nave las mesas para la producción de elementos de tejados y techos que hasta ahora todavía se encuentran junto a la instalación de cuatro mesas.

En el futuro se fabricarán en el sistema de cuatro mesas solo los elementos de pared exteriores en los que se vaya a instalar un sistema de aislamiento térmico, con lo que se conseguirá un proceso de producción sin reajustes y el flujo de trabajo mejorará de nuevo.

A día de hoy, Herrman considera que la colaboración con los ingenieros mecánicos fue positiva. "Nos asesoraron bien y la primera instalación funcionó sin problemas desde el comienzo. Aunque tengamos dudas, no hay ningún problema en llamar e intercambiar opiniones. Al principio solo tuvimos que ajustar nuestro tratamiento electrónico de datos, ya que en la empresa tenemos nuestros propios programadores que programan los macros CAD y controlan las interfaces de WEINMANN".

Esto cobra sentido cuando en Osterhofen también trabajamos en otras áreas con máquinas de accionamiento CNC, como en las estructuras de acero, donde las piezas constructivas se perforan y se sierran mediante accionamiento CNC. La ventaja es que, en estructuras mixtas, tales como naves con estructura de acero y paredes de tableros de madera, se fabrica todo como una pieza y encaja a la primera. Además, las filiales del grupo pueden repartirse el trabajo cuando hay picos de producción; para ello solo tienen que enviar los registros de datos.

Solo esto es motivo suficiente para que Wolf System piense de forma industrial y utilice instalaciones de producción con accionamiento CNC también en la construcción en madera. En Osterhofen la rentabilidad está fuera de dudas. Funcionando a total rendimiento en dos turnos, con una cantidad de más de 180 casas al año y algunos proyectos de construcción industrial y comercial, es una producción a nivel industrial sin igual.

Fuente: Revista Mikado, número 7.2016

Volver a Lista