Retrato de un empleado: Philipp Weeger

El maestro carpintero cualificado Philipp Weeger trabaja directamente junto a clientes de todo el mundo y facilita el uso de las máquinas ofreciendo formación, seguimiento durante la producción y comprobaciones de registros de datos.

¿Podría contarnos algo sobre su trayectoria profesional y cómo le trajo hasta WEINMANN?

Terminé mi formación como carpintero hace poco menos de 18 años y después trabajé algunos años como pulidor antes de hacer la maestría de carpintería. Luego, viajé por todo el mundo durante tres años trabajando en la construcción de un encofrado especial. Gracias a esta tarea, pude construir mucho en CAD y luego encargarme yo mismo de la instalación en el lugar de la obra como supervisor. El sector de la construcción CAD y la tecnología CNC siempre me ha interesado mucho, aunque nunca he querido alejarme de la carpintería. Mi trabajo actual en WEINMANN me ofrece la combinación perfecta entre carpintería y construcción de maquinaria. Por ahora, llevo cerca de dos años y medio trabajando con WEINMANN, viajando mucho y visitando clientes, lo que es genial, porque tengo la oportunidad de conocer diferentes lugares del mundo y aprender muchas cosas nuevas.

¿Cuál es la clave de su trabajo y qué es lo que más le gusta?

Nuestras tareas son muy variadas, y van desde la formación para el uso de máquinas y el seguimiento durante la producción hasta la comprobación y preparación de software y registros de datos. Somos una punto de enlace para nuestros clientes y conectamos la práctica con la técnica. De las cuatro personas que forman parte de mi departamento, tres somos maestros carpinteros cualificados. Compartimos nuestros conocimientos y las experiencias que vivimos con los clientes con los compañeros que trabajan en las instalaciones para que también puedan formar parte del desarrollo. Uno de los aspectos que me gustaría destacar es cómo, cuando formo parte de un proyecto de gran envergadura de principio a fin, puedo ver cómo funciona todo, cómo trabajan los empleados con la nueva tecnología y como se lleva a cabo la producción. Cuando me voy de la obra, me gusta pensar que nuestro cliente ha quedado totalmente satisfecho, tanto con la máquina como con el producto fabricado y con todo el proceso de trabajo. Todo debe ser perfecto, desde el CAD hasta el resultado final de la casa. Para mí, es importante que todos los operarios sepan cómo controlar la máquina y puedan producir de forma segura y fluida. Así puedo irme a casa con un buen sabor de boca.

¿Qué le gusta del sector de la construcción en madera y qué cree que es importante?

La carpintería del sector pyme cuenta con una enorme tradición que debemos mantener. Los carpinteros estamos orgullosos de nuestro oficio y nos gusta demostrarlo: con nuestro traje tradicional, nuestro baile y otros rituales. No hay ningún otro sector que pueda presumir de algo así. Además, los carpinteros somos muy creativos y flexibles, y siempre nos gusta probar cosas nuevas, también con las máquinas. Aunque a menudo nos sorprende todo lo que se les ocurre a los clientes. Gracias a las nuevas tecnologías, las uniones clásicas costosas de fabricar a mano, como los bulones de cola de milano o los empalmes Gerber, vuelven a utilizarse muy a menudo hoy en día.

¿Cuál es el ámbito en el que más contacto profesional tiene con HOMAG?

HOMAG nos ofrece muchas opciones de formación, de desarrollo o de piezas de recambio, entre otras. Tenemos la oportunidad de elegir entre un mar de posibilidades de formación complementaria. Por ejemplo, hace poco recibí formación como electricista lo cual fue fácil y no hubo ningún tipo de complicación. En el sector de la construcción de maquinaria, tenemos acceso a una gran variedad de módulos gracias al montaje modular de nuestras máquinas y al gran sistema de módulos de HOMAG. Por su parte, nuestros clientes también se benefician del abastecimiento de piezas de recambio. En mi última obra, se necesitaba una nueva bomba que se envió desde la planta de Herzebrock al lugar de instalación en un tiempo récord. Es genial, ya que podemos ofrecer a nuestros clientes piezas de recambio de forma rápida y flexible.

La importancia de la madera como material de construcción está aumentando. ¿Qué le parece este desarrollo?

La construcción en madera tiene efectos muy positivos para el futuro, y no solo por su sostenibilidad. La madera es un gran material de construcción, ya que es fácil de mecanizar, muy moldeable y ofrece muchas posibilidades de construcción gracias a su ligereza, también es cálida e irradia comodidad, algo que se nota enseguida al entrar en una casa de madera. Además, últimamente se está dando más importancia a la elección de materiales.

La prefabricación ofrece nuevas posibilidades a la construcción en madera y esta tendencia está claramente en aumento. La calidad de la obra aumenta y los tiempos de montaje se reducen en gran medida. Otra ventaja es que las máquinas hacen que el puesto de trabajo sea atractivo para los empleados gracias a su tecnología moderna. Nuestros clientes siempre me demuestran que este tema desempeña un papel importante, ya que a los empleados les fascinan las máquinas y la tecnología. Cuando se produce el primer elemento y los empleados ven la velocidad y la precisión, quedan impresionados. Siempre lo miden y a menudo se puede escuchar su sorpresa en frases como "Guau, encaja perfectamente". Para nosotros, en WEINMANN, es importante apoyar y acompañar a nuestros clientes durante todo el proceso hasta conseguir el resultado final.

Volver a Lista